lunes, 27 de julio de 2020

NUEVA FECHA DE BENDICIÓN DEL SEÑOR RESUCITADO


La imagen puede contener: una o varias personas, texto que dice "14 DE AGOSTO 21h PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LA ASUNCIÓN (GUADALCANAL) SOLEMNE BENDICIÓN SEÑOR RESUCITADO"


El próximo viernes día 14 de agosto del año del Señor de 2020 tendrá lugar, Dios mediante, la Bendición de la nueva imagen del Señor Resucitado, obra de Fernando Aguado Hernández, aplazada en su día por la crisis sanitaria del COVID-19, que aún continúa golpeando duramente a nuestro país.

La eucaristía de Bendición tendrá lugar a las 21:00 horas de dicho día en la Parroquia de Santa María de la Asunción - Guadalcanal y será oficiada por D. Gonzalo Salvador Fernández Copete, Pbro.

El aforo de la Parroquia se verá supeditado a las directrices que marquen las autoridades sanitarias.
Recordamos a aquellas personas que asistan al evento la obligatoriedad de usar mascarilla, así como de mantener las distancias de seguridad pertinentes.
Paz y Bien.


📸 N.H.D. Juan Cantero Gordón.

miércoles, 22 de julio de 2020

SANTA MARÍA MAGDALENA, fiesta litúrgica, 22 de julio.

Lectura del santo evangelio según San Juan (20, 1-2. 11-18)

El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».

Estaba María fuera, junto al sepulcro, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde había estado el cuerpo de Jesús. Ellos le preguntan: «Mujer, ¿por qué lloras?». Ella les contesta: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto». Dicho esto, se vuelve y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús. Jesús le dice: «Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas?». Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta: «Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré». Jesús le dice: «¡María!». Ella se vuelve y le dice: «¡Rabboni!», que significa: «¡Maestro!». Jesús le dice: «No me retengas, que todavía no he subido al Padre. Pero, anda, ve a mis hermanos y diles: “Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro”». María la Magdalena fue y anunció a los discípulos: «He visto al Señor y ha dicho esto».

Paz y Bien.


jueves, 16 de julio de 2020

Festividad de Nuestra Señora del Carmen.



La imagen puede contener: una persona, texto que dice "Fiesta de la Bienaventurada Virgen Maria del Monte Carmelo JUEVES JUEVESDE 16 JULIO DE 2020 Veneracion de la Sagrada Imagen de la Virgen del Carmen de muestra Parroquia de 11 a 13h Misa a las 19.30h"

Hoy celebramos la Fiesta de la Virgen del Carmen. La imagen de Nuestra Señora del Carmen de nuestra Parroquia.estará expuesta a la Veneración de los fieles  durante el día de hoy siendo el horario de 11 a 13h y de 19 a 20h celebrándose Santa Misa a las 19.30h.

Reina del Monte Carmelo, ruega por nosotros.
Ora pro nobis. 

Feliz onomástica a todas las carmenes y carmelos de nuestra A.Parroquial; que la Santísima Virgen del Carmen os colme de bendiciones cada día.

Paz y Bien.


jueves, 2 de julio de 2020

ENTREGA NUEVO JUEGO DE POTENCIAS PARA EL SEÑOR RESUCITADO

El pasado jueves día 25 de junio, recibimos en el seno de A.Parroquial al artista sevillano Don Antonio José Medina Vallecido, diseñador, orfebre y pintor que ha tenido a bien llevar a cabo el diseño de un nuevo juego de potencias para el Señor Resucitado. 

En el transcurso de la visita que realizó al Señor Resucitado, hizo entrega del diseño original del juego de potencias explicando a los hermanos de junta presentes la simbología de la pieza, así como en el momento que fueron gestadas, en pleno confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus. El diseño de las mismas ha sido una donación por parte del citado artista, como ofrenda al Señor Resucitado, hecho que agradecemos públicamente en nombre de todos los hermanos de la A.Parroquial.  A modo de agradecimiento nuestro hermano Juan Cantero le hizo entrega de un recuerdo por la citada donación.

En este sentido dichas potencias se inspiran "en los rayos de luz que con fuerza se hacen presente entre las nubes, evocando el momento glorioso de la Resurrección del Señor y su posterior Ascensión al orbe celeste. En la parte central podemos destacar las iniciales JESÚS HOMBRE SALVADOR, resaltando entre brillo y majestuosidad del cielo, las letras que añadirán formadas por piedras de color sangre. Dichas potencias serán fabricadas en plata y bañadas en oro fino, repujadas y cinceladas con aplicaciones de piedras preciosas a cabujón y de rayos exentos biselados. Dicho trabajo correrá a cargo del orfebre Juan Cantero Gordón".

Es deseo de junta de gobierno llevar a cabo en el medio plazo este proyecto que servirá como ofrenda al Señor Resucitado por su llegada al pueblo en estos días postreros que están sacudiendo al mundo.  Si estas interesado en colaborar en dicho proyecto, ponte en contacto con cualquier hermano de junta. 

Os dejamos con unas fotografías de la recepción y entrega del diseño de las potencias y una breve semblanza del artista.





BREVE BIOGRAFÍA PERSONAL:

Nace en Sevilla en 1975, en el seno de una familia trabajadora. Pasó su infancia y juventud en una barriada del entorno de la Carretera de Carmona. Allí estudia en el colegio de Nuestra Señora de Loreto, de las Madres Irlandesas.
Desde pequeño mostró grandes cualidades para el dibujo, lo que le llevó a destacar rápidamente entre los muchachos de su generación y a conseguir premios, ya en su juventud, en distintos concursos de dibujo y pintura.

Sus habilidades en el dibujo y su interés por todo lo relacionado con las artes, le llevó a ingresar en la Escuela de Artes y Oficios aplicados. Allí mostró especial interés por la orfebrería, de manos de su maestro Seco-Velasco, lo que le motivó a elegir este campo artístico para su dedicación profesional futura. Pronto entró a trabajar en el taller de los Hermanos Delgado, donde continuó agrandando sus conocimientos profesionales y en los que ha colaborado en todas las grandes obras que han salido de este taller en las últimas décadas. También ha trabajado en el taller de los hermanos Seco-Velasco, con los que continúa colaborando.

Casado con una granadina y padre de dos hijos, individualmente ha realizado todo tipo de obras de orfebrería para multitud de hermandades de Sevilla y de toda Andalucía y España. Igualmente, su maestría con el dibujo y la pintura le ha posibilitado realizar un gran número de carteles de Semana Santa de distintas localidades y para distintos tipos de celebraciones y conmemoraciones de hermandades.

ALGUNAS DE SUS OBRAS.

De entre sus amplia andadura como diseñador artístico  y orfebre podemos señalar las siguientes:

Portada para el Anuario de la Hermandad de la Trinidad de Sevilla. Para la misma Hermandad, realización de guardabrisones para las andas de Via Crucis, diseño de la papeleta de sitio del Via Crucis de las Hermandades de Sevilla, cartel del pregón de la Esperanza, placa de la Policía Local de Sevilla para la Virgen de la Esperanza.

Cruz pectoral para el Cardenal Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo.

Báculo para el Arzobispo de Catania, Italia.

Cartel y logotipo y diseño de corona de la Stma. Virgen, cetro y corona para el Niño, para la Virgen del Carmen de Alcalá de Henares, Madrid.

Restauración de jarras de plata del paso de palio de la Hermandad del Prendimiento de Almería. Restauración de los guardabrisones del paso de Jesús Cautivo de la misma hermandad, y aureolas para todos los santos del misterio del Prendimiento y potencias para la Imagen del Señor de dicha hermandad. Peana de camerín y azucena de mano con la simbología del pececillo para la Virgen de la Merced de la Hermandad del Prendimiento de Almería. Para esta hermandad también se ha realizado la pintura de la portada del Anuario de la misma.

Restauración del respiradero y adaptación del techo de palio de la Virgen de la Aurora, de la hermandad de la Borriquita de Los Palacios, Sevilla.

Restauración de los varales del paso de palio de la hermandad de la Vera Cruz de Tomares, Sevilla.

Restauración de los candelabros de cola de la hermandad de Vera Cruz de Benacazón, Sevilla.

Realización de ciriales y restauración de patrimonio orfebre de la hermandad del Rosario de Benacazón, Sevilla.

Paz y Bien.

Fotografías: Sergio Parrón Chaves.

lunes, 29 de junio de 2020

HORARIO DE VISITAS AL SEÑOR RESUCITADO


NOVEDADES EN RELACIÓN A LAS VISITAS AL SEÑOR RESUCITADO

Después de cerrar la primera semana de visitas con una afluencia muy notable de hermanos,  hermandades, miembros del movimiento cultural cristiano, así como otros colectivos, en concreto 200 personas entre todos ellos,  la junta de gobierno ha tomado la decisión de hacer extensiva las visitas al Señor Resucitado a todas aquellas personas que lo deseen. 

El procedimiento para llevar a cabo la misma será similar al llevado a cabo en estos días. A través del formulario alojado en nuestras redes sociales podrás seleccionar el día y la hora para poder efectuar la visita.

DÍAS DE VISITA.

MARTES (20:30 A 22:30 HORAS)

JUEVES (20:30 A 22:30 HORAS)

SÁBADO (20:30 A 22:30 HORAS)

 De igual modo, las normas de acceso siguen siendo las mismas a saber:

USO OBLIGATORIO DE LA MASCARILLA 

DESINFECCIÓN A LA ENTRADA DEL CONVENTO 

DISTANCIA SOCIAL DE SEGURIDAD

ENTRADA POR PUERTA LATERAL 

SALIDA POR PUERTA PRINCIPAL 

PERMANENCIA EN EL INTERIOR NO MÁS DE 10 MINUTOS

NO ESTÁ PERMITIDO SACAR O FILMAR IMÁGENES 

MÁXIMO 6 PERSONAS EN EL INTERIOR REALIZANDO LA VISITA

Todas estas normas están encaminadas prevenir la salud de todos y llevar a cabo la visita con seguridad dadas las circunstancias sanitaria excepcionales derivada de la pandemia.

Paz y Bien.

Formulario reserva cita previa :https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeH_S_ZPGbdLTl8VA4jW5v6dNc7D99E0WpBM_mWwd7Zt4UJsw/viewform



martes, 23 de junio de 2020

Exposición: El Señor Resucitado es nuestra esperanza

A partir de hoy, martes 23 de junio, se reanudan las visitas al Señor Resucitado expuesto en la Iglesia del Convento del Espíritu Santo en horario de 20:30 a 22:30 horas. Recordamos el procedimiento para llevar a cabo las visitas:
- CONCERTAR VISITA POR CITA PREVIA
-EN ESTAS SEMANAS PREVIA, PREFERENCIA A LOS HERMANOS.
-USO OBLIGATORIO DE LA MASCARILLA
-ITINERARIO ESTABLECIDO
-DISTANCIA SOCIAL
-DESINFECCIÓN A LA ENTRADA 

La citas para hoy martes están agotadas por lo que te invitamos a que selecciones el jueves día 25, sábado día 27 de junio o bien los días sucesivos de la próxima semana. Adjuntamos enlace e infografia informativa de la cita previa : https://docs.google.com/forms/d/1HuWRkhvmr0wYlvgPc_fIOEpZbxTHfyi9lJ9ZqkEsZns/viewform?edit_requested=true

Recordamos a los hermanos que a la salida de la visita están a su disposición los recibos de hermanos de la anualidad de 2020 para que a lo largo de estas semanas puedas satisfacer la cuota de hermano. 

Muchas gracias.

Paz y Bien.


sábado, 20 de junio de 2020

A LA MEMORIA DEL PADRE EDUARDO (1944-2007)


Hoy, víspera de la apertura de la exposición del Señor Resucitado, se cumplen trece años desde tu partida con al Señor. Trece años desde aquel 20 de junio de 2007 cuando para siempre alcanzaste la vida eterna en el lugar donde habitan los santos. Tú, sin duda, eras uno de ellos.

Aquel 20 de junio se recuerda triste y luctuoso. Guadalcanal amaneció abatido por la trágica noticia. El Padre Eduardo había fallecido. Su persona era muy querida entre sus feligreses y vecinos en general. Para nosotros fue, en vida, uno de los impulsores de esta A.Parroquial cuando por enero de 2003 aquellos jóvenes encabezados por Juan Cantero y Alberto Burgos proponen al Padre Eduardo dar culto a Cristo Resucitado. A partir de ese instante caminamos de la mano en las actividades a desarrollar.

Son muchos los recuerdos que se agolpan en la memoria de los tiempos que, junto a tu persona ,tuvimos a bien compartir. Tú anhelo ,como aquellos hermanos fundadores, fue el de crear una Hermandad entorno a Cristo Resucitado.Así lo dejaste negro sobre blanco en la carta fundacional. No concebías que la gran Semana Santa de Guadalcanal quedará vacía sin la proclamación pública de la Resurrección del Señor. Así nos lo inculcaste y así lo tendremos que conseguir con la ayuda del Señor y el esfuerzo de todos los hermanos/as de este grupo.

Queremos recordarte en este día tan especial puesto que en pocas horas se va a inaugurar la exposición del Señor Resucitado, hecho que ha generado esta pandemia mundial y que nos obligó a modificar los planes iniciales de la bendición. Por último, como todos los años queremos pedirte que desde el cielo sigas iluminado el caminar de tu niños del Resucitado. Un camino de verdad y vida. Intercede por la que fue tú comunidad parroquial, en especial a esta A.Parroquial que viste nacer de la nada y que ahora caminamos de la mano de Don Gonzalo en este peregrinaje en la fe.

Gracias por todo Padre Eduardo. Estas siempre muy presente entre nosotros.

Paz y Bien en la preciosa Sangre de Cristo.

Fotografía: Archivo (2004)

viernes, 19 de junio de 2020

Procedimiento de citas previas y normas higienico-sanitarias de la exposición

-EL SEÑOR RESUCITADO ES NUESTRA ESPERANZA-

Queridos hermanos en Xto. 

Con alegría desbordante os transmitimos la buena nueva; Ya se encuentra el Señor Resucitado la Iglesia del Convento del Espíritu Santo.

Por ello, adjuntamos el siguiente enlace https://docs.google.com/forms/d/1HuWRkhvmr0wYlvgPc_fIOEpZbxTHfyi9lJ9ZqkEsZns/viewform?edit_requested=true para que a podáis ir solicitando cita previa para comenzar las visitas a partir del martes, ya que el domingo la visita la realizarán dedicado a los benefactores y comisión organizadora de la bendición. Como ya se avanzó en la nota informativa, en estas primeras semanas tendrán prioridad los hermanos de la A.Parroquial para después hacer extensiva la exposición al pueblo de Guadalcanal. 

Es obligatorio seguir el protocolo establecido para garantizar la seguridad sanitaria de todos. En las siguientes infografias podrás encontrar toda la información.

Las visitas se realizaran los MARTES-JUEVES Y SÁBADOS DE CADA SEMANA EN HORARIO DE 20:30 HORAS A 22:30 HORAS
Paz y Bien. 




miércoles, 10 de junio de 2020

SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO


No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Hoy, miércoles 10 de Junio, comienza el Triduo en honor a Su Divina Majestad, que en este año 2020, a causa de las directrices sanitarias derivadas del Estado de Alarma, se celebrarán en su totalidad en la Parroquia de Santa María de la Asunción de Guadalcanal.

Los cultos sacramentales estarán predicados por el Rvdo. Sr. D. Gonzalo Salvador Fernández Copete, Párroco de Santa María de la Asunción, con Santa Ana y San Sebastián.

En la imagen pueden consultar los horarios y cultos a celebrar con motivo de esta Solemnidad.

¡Alabado sea Jesús Sacramentado!

Paz y Bien.

domingo, 7 de junio de 2020

SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

La imagen puede contener: una persona, de pie

Jn 3, 16-18. Dios envió a su Hijo para que el mundo se salve por él.

“Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito De Dios”

En la fotografía Fernando Aguado Hernández durante una jornada de trabajo en su estudio taller,trabajando en el cuerpo del Señor Resucitado, mientras es grabado para el reportaje previo a la bendición ( Febrero de 2020)

Paz y Bien.

sábado, 6 de junio de 2020

LA CRUZ DE LA CARIDAD



Os dejamos con un mensaje de nuestro hermano José Antonio Uceda en relación a la suspensión de la IV salida de la Cruz de la Caridad, que como todos sabréis se viene realizando una recogida de alimentos y productos de primera necesidad destinados a Cáritas Parroquial.

Por desgracia, os escribo para contaros un secreto a voces, debido a la pandemia mundial por la que estamos pasando, va a ser imposible realizar la salida de la Cruz de la Caridad este año y realizar a su vez la recogida de alimentos.

Estoy seguro de que saldremos de esta, ya hemos pasado por situaciones difíciles como la de salir en silencio hace 2 años y esto también lo vamos a superar.

Duele no poder hacer nada ante esta situación pero las cosas han venido así.

Por otro lado, todos sabéis que este año se iba a producir la llegada de la nueva imagen del Señor Resucitado, ansiamos su llegada para que vosotros podáis disfrutar de él también.
Sólo os espero en esta gran familia el año que viene y estoy seguro de que volveremos a vivir momentos como los del año pasado, que para mi no tienen palabras.

Os lo dije al finalizar la salida del año pasado, hacéis grande a esta agrupación parroquial y sois una parte muy importante de ella.

Paz y Bien.

domingo, 31 de mayo de 2020

SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS



Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. En esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
"Paz a vosotros".

(San Juan 20, 19-23.)

Paz y Bien.

martes, 26 de mayo de 2020

Nota informativa


Estimados hermanos en Xto:

Dado el volumen de mensajes recibidos por parte de hermanos y devotos, preguntado, en relación a la noticia publicada en el semanario digital GuadalcanalInformación, en el que se hacia referencia a la instalación de dos consultas en la nave que actualmente ocupamos, exponemos lo que sigue, 

En primer lugar, agradecer al redactor del semanario por hacerse eco de la nota de agradecimiento para con la querida Hermandad de la Virgen del Monte.

ANTECEDENTES: 

En el año 2014, en concreto el 18 de diciembre del citado año se solicita formalmente mediante instancia genérica, la cesión de inmueble anejo al consultorio médico y de titularidad municipal al objeto de ser aprovechado por nuestra A.Parroquial para el almacenamiento del paso procesional, así como, los diversos enseres y bienes de nuestra entidad. Así mismo en la exposición de motivos inicial se señala el aprovechamiento de aquella para el uso diario de la vida de A.Parroquial y de todas las actividades que a lo largo del curso se realizarían en la misma. 

En el  de 2015, se presenta en el Ayuntamiento de Guadalcanal un informe para fundamentar conforme a derecho y criterios de utilidad pública y de interés social la petición formulada meses atrás entre otros principios fundamentales se encuentra este : "La cercanía de dicho inmueble a la Parroquia, hace que el montaje del paso procesional se realice en el mismo, debido a corto espacio de tiempo que nuestra Institución posee para llevar dicha tarea en la Iglesia Parroquial durante la Semana Santa, ya que disponemos de muy pocas horas para el montaje y preparación de la salidad procesional. Este hecho supone una gran facilidad para los miembros de la Asociación al trasladar a la Parroquia el paso prácticamente montado a falta de las imágenes y el exorno floral.  De otro modo sería inviable dadas las necesidades pastorales de la parroquia y las nuestras propias."

El 21 de noviembre de 2015, el Pleno de la Corporación Municipal del Excmo. Ayuntamiento de Guadalcanal, presidido por el Alcalde-Presidente Don Manuel Casaus Blanco, acordó la cesión del inmueble por un periodo de 10 años firmándose,  entre las partes,  el contrato de cesión de uso el día 16 de diciembre del 2015. 

A partir de ese momento la vida de la A.Parroquial incrementa su actividad de forma considerable puesto que a parte de uso ordinario de almacenamiento de enseres, allí nos concentramos para llevar a cabo tareas propias como arreglo, limpieza de enseres, la organización de la Cruz de Mayo y en junio de Cruz de la Caridad. Por otro lado, en relación al mantenimiento del inmueble, en una primera fase se  han arreglado techos y paredes ya que estaban en un estado precario y de humedad en el momento en el que se nos entrega, siendo está una de las obligaciones que tenemos y que con mucho gusto afrontamos. En el medio plazo, y una vez nuestros recursos económicos nos lo permitieran, se iban a desarrollar otros proyectos de mantenimiento tanto en el patio como en la propia nave que necesita de un adecentamiento profundo.

HECHOS:

En la mañana pasado jueves día 21 de mayo del corriente, se recibe una llamada telefónica por parte del Alcalde-Presidente del Excmo. Ayuntamiento de Guadalcanal, Don Manuel Casaus Blanco en la que se informa del desalojo de forma temporal de la nave-almacén, a propósito de las instrucciones que les han sido dadas por parte de la dirección de los centros de salud de la Zona Básica de Cazalla de la Sierra debido a que se van a instalar dos consultas en dicha nave debiendo abandonarla antes del lunes día 25 de mayo.

El viernes 22 de mayo, concertamos una cita con el Señor Alcalde en la misma nave con el fin de mostrarle personalmente nuestra preocupación con la noticia recibida ya que, en primer lugar no disponemos de medios materiales para trasladar el paso procesional en el plazo notificado verbalmente, a lo que se acuerda extenderlo en el tiempo unos días. 

Sin embargo, seguimos preocupados y se lo hacemos saber al máximo regidor del Ayuntamiento; el traslado del paso procesional, así como de otros enseres de gran volumen véase armarios, pasos de la cruz de mayo chica y grande etc, necesitamos  de un volumen de gente para moverlos con seguridad ya que nos encontramos ante bienes, especialmente el paso procesional, con importante valor patrimonial que con mucho esfuerzo hemos podido conseguir a lo largo de este tiempo. 

En este sentido, al contar con limitaciones impuestas con el vigente Estado de Alarma, en relación a la concentración de personas, no podemos garantizar la distancia social y de seguridad entre las mismas a la hora de trasladar el paso procesional y el resto de enseres de mayor volumen, siendo nuestra A.Parroquial la responsable si ocurriese algún infortunio. El hecho de hacer el traslado con personas no esta sujeto a un capricho, sino a una necesidad basada en la ausencia de medios materiales de seguridad para que dicho bien patrimonial no sufra desperfectos de ningún tipo.

Por parte de Consistorio, se nos ofrece la nave sita en el Polígono Industrial donde actualmente está ocupada por la Agrupación Musical, hecho que agradecemos pero que no consideramos conveniente el traslado por las razones expuestas, además, de entorpecer la labor que allí desempeña aquel colectivo. 

ESCENARIO ACTUAL:

En consecuencia, ante la coyuntura general de incertidumbre provocada por la crisis del coronavirus, está se acrecienta para con nuestra A.Parroquial. El abandono, a priori, sería temporal. No obstante, no pueden darnos una seguridad del retorno en el tiempo ya que el grado de incertidumbre es alto,,por lo que estamos a expensas la evolución de los acontecimientos, algo que puede generar en el decaimiento de la vida de nuestra A.Parroquial y las consecuencias fatales para la misma.

 Como se ha referido, el hecho de estar asentados en la nave supone un alivio en las tareas de organización de nuestra procesión anual ya que de otro modo sería prácticamente imposible llevar a cabo dicho montaje y actividades sucedáneas.  Por supuesto, esta junta de gobierno está concienciada y preocupada por las necesidades sanitarias que nos sacuden, por ello, planteamos  si existe la posibilidad de la ubicación en otro emplazamiento mejor acondicionado que la nave de la Caridad. Es más, fíjense si estamos preocupados que el pasado 12 de marzo, aún sin la certeza de la entrada en vigor del Estado de Alarma sanitaria, aplazamos sine die, la bendición de nuestro titular, el Señor Resucitado con el objetivo de prevenir los efectos de la pandemia que pudieran sucederse en la concentración de fieles en nuestra Parroquia, ya que, dicha bendición era muy esperada y anhelada no sólo por los hermanos sino, también, por la comunidad parroquial de nuestro pueblo.

A modo de conclusión, todo lo expuesto se asienta en el principio de la salvaguarda y conservación de todo el patrimonio que nos es ajeno, ya que pertenecen a la colectividad de hermanos y devotos y en definitiva al pueblo que con su contribución la ha hecho posible y el sentido de responsabilidad
social para con los principios del Estado de Alarma. La intención de la junta de gobierno es la de alcanzar un acuerdo entre las partes y que los intereses de cada colectivo no se vean mermados. Pidamos al Señor que provea. 

Paz y Bien.

En Guadalcanal a, 26 de mayo de 2020.

La Junta de Gobierno.

jueves, 21 de mayo de 2020

AGRADECIMIENTOS



Sirvan estas líneas para trasladar nuestro agradecimiento más sincero a la querida Hermandad Virgen del Monte de Cazalla de la Sierra por la cesión de las andas neogóticas de la Santísima Virgen del Monte para la bendición del Señor Resucitado. En la tarde de hoy hemos procedido a devolverla al Santuario.

Dadas las circunstancias en las que vivimos no hemos podido celebrar, como debiera, la misa de bendición fijada en el pasado domingo 15 de marzo del presente año.

Con la esperanza puesta en que más pronto que tarde podamos bendecir al Señor Resucitado, rezamos en unión fraterna para que el Señor y su bendita Madre del Monte, nos protejan de todo mal.

Agradecemos a nuestro vecino Juanjo Rubio su disposición para con el transporte de las andas se haya efectuado en óptimas condiciones.

Paz y Bien.

lunes, 18 de mayo de 2020

Foto histórica (Domingo de Resurrección de los años 1950)

Nuestro hermano Rafael Rius nos manda esta fotografía del álbum familiar de su abuela; se trata de un momento de la procesión del Señor Resucitado en un Domingo de Resurrección de finales de los años 1950 del pasado siglo.

Paz y Bien.


martes, 28 de abril de 2020

EJERCICIO DEL VIA LUCIS (XIV ESTACIÓN)

Con la decimocuarta estación ponemos punto y final al rezo del ejercicio del Via Lucis Pascual. En esta estación se pone de manifiesto la inauguración del "tiempo de la Iglesia"; es relevante en si misma por el hecho de que con la venida del Espíritu Santo, comienza el peregrinaje de la Iglesia en el mundo.


MEDITACIÓN:


Jesús, el Hijo de Dios, está ya en el cielo, pero ha prometido a sus amigos que no quedarán solos. Y fiel a la promesa, el Padre, por la oración de Jesús, envía al Espíritu Santo, la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Muy pegados a la Virgen, Madre de la Iglesia, reciben el Espíri tu Santo. Él es el que llena de luz la mente y de fuego el corazón de los discípulos para darles la fuerza y el impulso para predicar el Reino de Dios. Queda inaugurado el "tiempo de la Iglesia". A partir de este momento la Iglesia, que somos todos los bautizados, está en peregrinación por este mundo. El Espíritu Santo la guía a lo largo de la historia de la humanidad, pero también a lo largo de la propia historia personal de cada uno, hasta que un día participemos del gozo junto a Dios en el cielo.

ORACIÓN:

Dios Espíritu Santo, Dulce Huésped del alma, Consolador y Santificador nuestro, inflama nuestro corazón, llena de luz nuestra mente para que te tratemos cada vez más y te conozcamos mejor. Derrama sobre nosotros el fuego de tu amor para que, transformados por tu fuerza, te pongamos en la entraña de nuestro ser y de nuestro obrar, y todo lo hagamos bajo tu impulso.

ORACIÓN FINAL: 

Señor y Dios nuestro,
fuente de alegría y de esperanza,
hemos vivido con tu Hijo los acontecimientos de su Resurrección y Ascensión hasta la venida del Espíritu Santo;
haz que la contemplación de estos misterios nos llene de tu gracia y nos capacite
para dar testimonio de Jesucristo
en medio del mundo.

Te pedimos por tu Santa Iglesia:
que sea fiel reflejo
de las huellas de Cristo en la historia y que, llena del Espíritu Santo,
manifieste al mundo los tesoros de tu amor,
santifique a tus fieles con los sacramentos y haga partícipes a todos los hombres
de la resurrección eterna.
Por Jesucristo nuestro Señor.

ORACIÓN A LA STMA. VIRGEN POR EL FIN DE LA PANDEMIA

Oh María, tu resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. Confiamos en ti, Salud de los enfermos, que junto a la cruz te asociaste al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe. Tú, salvación del pueblo de Dios que camina en Guadalcanal, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba. Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y hacer lo que nos diga Jesús que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y se ha cargado con nuestros dolores para llevarnos, a través de la cruz a la alegría de la resurrección. Amén. 

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita! ¡Amén! 
María Santísima de la Alegría, Ruega por nosotros.


domingo, 26 de abril de 2020

EJERCICIO DEL VIA LUCIS (XIII ESTACIÓN)


MEDITACIÓN:

Todos se han reunido para la despedida del Maestro. Sienten el dolor de la separación, pero el Señor les ha llenado de esperanza. Una esperanza firme: "Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo". Por eso los ángeles les sacan de esos primeros instantes de desconcierto, de "mirar al cielo". Es el momento de ponerse a trabajar, de emplearse a fondo para llevar el mensaje de alegría, la Buena Noticia, hasta los confines del mundo, porque contamos con la compañía de Jesús, que no nos abandona. Y no podemos perder un instante, porque el tiempo no es nuestro, sino de Dios, para quemarlo en su servicio.

Jesucristo ha querido ir por delante de nosotros, para que vivamos con la ardiente esperanza de acompañarlo un día en su Reino. Y está sentado a la derecha del Padre, hasta que vuelva al final de los tiempos.

ORACIÓN:

Señor Jesús, tu ascensión al cielo nos anuncia la gloria futura que has destinado para los que te aman. Haz, Señor, que la esperanza del cielo nos ayude a trabajar sin descanso aquí en la tierra. Que no permanezcamos nunca de brazos cruzados, sino que hagamos de nuestra vida una siembra continua de paz y de alegría.

Paz y Bien.

sábado, 25 de abril de 2020

Santa María de Guaditoca, patrona nuestra.




Último sábado de abril. La Pascua Florida se abre paso. Los campos verdes en su máximo esplendor; la jara, el romero anuncian que la Virgen va a salir por estos senderos para venir a su pueblo. Debería ser así; un día grande de Guadalcanal, cuando su madre protectora bajo la advocación de Guaditoca sale de su ermita en la vega del encinar para dejar atrás esas leguas que le separan de pueblo. 

Las circunstancias tan excepcionales que estamos viviendo no van a permitir reencontrarnos físicamente con la Santísima Virgen de Guaditoca; por eso hoy, en esta romería de venida, te pedimos Virgen Bendita, abogada nuestra, que protejas  a todo tu pueblo de esta pandemia; sanes a los enfermos y auxilies a los profesionales que se dejan el alma durante largas horas de trabajo. 

Hoy volvemos nuestros ojos hasta tu ermita de la Vega y te rezamos cantando, llorando o en silencio recemos el Regina Coeli:

V/. Reina del Cielo, alégrate; aleluya.

R/. Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.

V/. Resucitó según dijo; aleluya.

R/. Ruega por nosotros a Dios; aleluya;

V/. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.

R/. Porque resucitó en verdad el Señor; aleluya.

Oración:

¡Oh, Dios!, que te dignaste alegrar al mundo por la Resurrección de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo: concédenos, te rogamos, que por la mediación de la Virgen María, su Madre, alcancemos los gozos de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

viernes, 24 de abril de 2020

EJERCICIO DEL VIA LUCIS (XII ESTACIÓN)




MEDITACIÓN:

Los últimos días de Jesús en la tierra junto a sus discípulos debieron quedar muy grabados en sus mentes y en sus corazones. La intimidad de la amistad se ha ido concretando con la cercanía del resucitado, que les ha ayudado a saborear estos últimos instantes con Él. Pero el Señor pone en su horizonte toda la tarea que tienen por delante: "Id al mundo entero...". Ese es su testamento: hay que ponerse en camino para llevar a todos el mensaje que han visto y oído. Están por delante las tres grandes tareas de todo apóstol, de todo cristiano: predicar, hablar de Dios para que la gente crea; bautizar, hacer que las personas lleguen a ser hijos de Dios, que celebren los sacramentos; y vivir según el Evangelio, para parecerse cada día más a Jesús, el Maestro, el Señor.

ORACIÓN:

Señor Jesús, que llenaste de esperanza a los apóstoles con el dulce mandato de predicar la Buena Nueva, dilata nuestro corazón para que crezca en nosotros el deseo de llevar al mundo, a cada hombre, a todo hombre, la alegría de tu Resurrección, para que así el mundo crea, y creyendo sea transformado a tu imagen.

Paz y Bien.

jueves, 23 de abril de 2020

EJERCICIO DEL VIA LUCIS (XI ESTACIÓN)




MEDITACIÓN:

Pedro, el impulsivo, el fogoso, queda a solas con el Señor. Y se siente avergonzado porque le ha fallado cuando más lo necesitaba. Pero Jesús no le reprocha su cobardía: el amor es más grande que todas nuestras miserias. Le lleva por el camino de renovar el amor, de recomenzar, porque nunca hay nada perdido. Las tres preguntas de Jesús son la mejor prueba de que Él sí es fiel a sus promesas, de que nunca abandona a los suyos: siempre está abierta, de par en par, la puerta de la esperanza para quien sabe amar. La respuesta de Cristo, Buen Pastor, es ponerle a él y a sus Sucesores al frente de la naciente Iglesia, para pastorear al Pueblo de Dios con la solicitud de un padre, de un maestro, de un hermano, de un servidor. Así, Pedro, el primer Papa, y luego sus sucesores son "el Siervo de los siervos de Dios".

ORACIÓN:

Señor Jesús, que sepamos reaccionar antes nuestros pecados, que son traiciones a tu amistad, y volvamos a Ti respondiendo al amor con amor. Ayúdanos a estar muy unidos al sucesor de Pedro, al Santo Padre el Papa, con el apoyo eficaz que da la obediencia, porque es garantía de la unidad de la Iglesia y de la fidelidad al Evangelio.


Paz y Bien.

miércoles, 22 de abril de 2020

EJERCICIO DEL VIA LUCIS (X ESTACION)


MEDITACIÓN:


En los momentos de incertidumbre, los apóstoles se unen en el trabajo con Pedro. La barca de Pedro, el pescador de Galilea, es imagen de la Iglesia, cuyos miembros, a lo largo de la historia están llamados a poner por obra el mandato del Señor: "seréis pescadores de hombres". Pero no vale únicamente el esfuerzo humano, hay que contar con el Señor, fiándonos de su palabra, y echar las redes. En las circunstancias difíciles, cuando parece que humanamente se ha puesto todo por nuestra parte, es el momento de la confianza en Dios, de la fidelidad a la Iglesia, a su doctrina. El apostolado, la extensión del Reino, es fruto de la gracia de Dios y del esfuerzo y docilidad del hombre. Pero hay que saber descubrir a Jesús en la orilla, con esa mirada que afina el amor. Y Él nos premiará con frutos abundantes.

ORACIÓN:

Señor Jesús, haz que nos sintamos orgullosos de estar subidos en la barca de Pedro, en la Iglesia. Que aprendamos a amarla y respetarla como madre. Enséñanos, Señor, a apoyarnos no sólo en nosotros mismos y en nuestra actividad, sino sobre todo en Ti. Que nunca te perdamos de vista, y sigamos siempre tus indicaciones, aunque nos parezcan difíciles o absurdas, porque sólo así recogeremos frutos abundantes que serán tuyos, no nuestros.

Paz y Bien.

martes, 21 de abril de 2020

EJERCICIO DEL VÍA LUCIS (IX ESTACIÓN)



MEDITACIÓN:


Tomás no se deja convencer por las palabras, por el testimonio de los demás apóstoles, y busca los hechos: ver y tocar. Jesús, que conoce tan íntimamente nuestro corazón, busca recuperar esa confianza que parece perdida. La fe es una gracia de Dios que nos lleva reconocerlo como Señor, que mueve nuestro corazón hacia Él, que nos abre los ojos del espíritu. La fe supera nuestras capacidades pero no es irracional, ni algo que se imponga contra nuestra libertad: es más bien una luz que ilumina nuestra existencia y nos ayuda y fortalece para reconocer la verdad y aprender a amarla. ¡Qué importante es estar pegados a Cristo, aunque no lo sintamos cerca, aunque no lo toquemos, aunque no lo veamos!

ORACIÓN:


Señor Jesús, auméntanos la fe, la esperanza y el amor. Danos una fe fuerte y firme, llena de confianza. Te pedimos la humildad de creer sin ver, de esperar contra toda esperanza y de amar sin medida, con un corazón grande. Como dijiste al apóstol Tomás, queremos, aún sin ver, rendir nuestro juicio y abrazarnos con firmeza a tu palabra y al magisterio de la Iglesia que has instituido, para que tu Pueblo permanezca en la verdad que libera.

Paz y Bien.

lunes, 20 de abril de 2020

CONTINUACIÓN DEL EJERCICIO DEL VÍA LUCIS (VIII ESTACIÓN)

Finalizada la Octava de Pascua, seguimos desgranando las estaciones del Ejercicio del Vía Lucis Pascual que rezamos el pasado Domingo de Resurrección hasta finalizarlo el próximo domingo III del tiempo pascual. La estructura que utilizaremos sera que siguiente:

INFOGRAFÍA DE LA ESTACIÓN
MEDITACIÓN 
ORACIÓN FINAL.




MEDITACIÓN:

Los apóstoles no han terminado de entender lo que ha ocurrido en estos días, pero eso no importa ahora, porque Cristo está otra vez junto a ellos. Vuelven a vivir la intimidad del amor, la cercanía del Maestro. Las puertas están cerradas por el miedo, y Él les va a ayudar a abrir de par en par su corazón para acoger a todo hombre. Durante la Última Cena les dio el poder de renovar su entrega por amor: el poder de celebrar el sacrificio de la Eucaristía. En estos momentos, les hace partícipes de la misericordia de Dios: el poder de perdonar los pecados. Los apóstoles, y con ellos todos los sacerdotes, han acogido este regalo precioso que Dios otorga al hombre: la capacidad de volver a la amistad con Dios después de haberlo abandonado por el pecado, la reconciliación.

ORACIÓN: 

Señor Jesús, que sepamos descubrir en los sacerdotes otros Cristos, porque has hecho de ellos los dispensadores de los misterios de Dios. Y, cuando nos alejemos de Ti por el pecado, ayúdanos a sentir la alegría profunda de tu misericordia en el sacramento de la Penitencia. Porque la Penitencia limpia el alma, devolviéndonos tu amistad, nos reconcilia con la Iglesia y nos ofrece la paz y serenidad de conciencia para reemprender con fuerza el combate cristiano.

Paz y Bien.

domingo, 19 de abril de 2020

II DOMINGO DE PASCUA O DE LA MISERICORDIA

Hermanos, por séptimo día,  nos disponemos a meditar acerca del misterio glorioso de la Resurrección. Con el corazón lleno de gozo por vivir la alegría de Jesús Resucitado, dispongámonos a vivir en este séptimo y último día de la Octava de Pascua como una prolongación del Domingo de Resurrección. Pongamos en manos de Jesús Resucitado, a todos los que trabajan por erradicar esta pandemia. Recemos por la recuperación de los enfermos y pidamos al Señor que se apiade de las almas de los que ha perecido para que lleguen a contemplar la luz de Cristo Resucitado. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo,un padrenuestro por todos los hermanos y hermanas de nuestra A.Parroquial.

EJERCICIO DEL VÍA LUCIS PASCUAL (SÉPTIMA ESTACIÓN)


EVANGELIO DEL DÍA:

Lectura del santo evangelio según San Juan (20, 19-31)

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros». Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor». Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo». A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros». Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente». Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!». Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto».

Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos han sido escritos para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

MEDITACIÓN: 
Nosotros, como Tomás, somos duros, pragmáticos, rebeldes. Tomás es un perfecto representante del hombre de nuestro tiempo. De todos los tiempos. De cada uno de nosotros. ¡Cuántas pruebas exigimos para creer! ¡Cuántas resistencias interiores y cuánto empedernimiento antes de doblegar nuestra cabeza y nuestro corazón ante nuestro Señor! Exigimos tener todas las pruebas y evidencias en la mano para dar un paso hacia adelante. Si no, como Tomás, ¡no creemos! Como se dice vulgarmente, “no damos un paso sin huarache”.

Creemos a nuestros padres porque son nuestros padres y porque sabemos que ellos no nos pueden engañar; creemos al médico en el diagnóstico de una enfermedad, aun cuando no estamos seguros de que acertará; creemos a los científicos o a los investigadores porque saben más que nosotros y respetamos su competencia respectiva, aunque muchas veces se equivocan. Y, sin embargo, nos sentimos con el derecho y la desfachatez de oponernos a Dios cuando no entendemos por qué Él hace las cosas de un determinado modo… ¿Verdad que somos ridículos y tontos?

Nosotros nos comportamos muchas veces como el bueno de Tomás. Tal vez su incredulidad y escepticismo eran fruto de la crisis tan profunda en la que había caído. ¡En sólo tres días habían ocurrido cosas tan trágicas, tan duras y contradictorias que le habían destrozado totalmente el alma! Su Maestro había sido arrestado, condenado a muerte, maltratado de una manera bestial, colgado de una cruz y asesinado. Y ahora le vienen con que ha resucitado… ¡Demasiado bello para ser verdad! Seguramente habría pensado que con esas cosas no se juega y les pide que lo dejen en paz. Había sido tan amarga su desilusión como para dar crédito a esas noticias que le contaban ahora sus amigos…

A nosotros también nos pasa muchas veces lo mismo. Nos sentimos tan decepcionados, tan golpeados por la vida y tan desilusionados de las cosas como para creer que Cristo ha resucitado y realmente vive en nosotros. Nos parece una utopía, una ilusión fantástica o un sueño demasiado bonito para que sea verdad. Y, como Tomás, exigimos también nosotros demasiadas pruebas para creer.

Nuestra incredulidad es también fruto de la mentalidad materialista, mecanicista y fatuamente cientificista de la educación técnica y pragmática del mundo moderno, que se resiste a todo lo que no es empíricamente verificable. Exactamente igual que Tomás.

Pero la fe es, por definición, creer lo que no vemos y dar el libre asentimiento de nuestra mente, de nuestro corazón y de nuestra voluntad, a la palabra de Dios y a las promesas de Cristo, aun sin ver nada, confiados sólo en la autoridad de Dios, que nos revela su misterio de salvación. Esto nos enseña el Catecismo de la Iglesia Católica. Es lo que aprendimos desde niños. Es lo que nos dice también el capítulo 11 de la carta a los Hebreos. Y, sin embargo, ¡cuánto nos cuesta a veces confiar en Cristo sin condiciones!

Pero sólo Cristo resucitado tiene palabras de vida eterna y el poder de darnos esa vida eterna que nos promete. ¡Porque es Dios verdadero y para Él no hay nada imposible!

Acordémonos, pues, del apóstol Tomás y de la promesa de Cristo: "Dichosos los que crean sin haber visto". La fe es un don de Dios que transforma totalmente la existencia y la visión de las cosas.

sábado, 18 de abril de 2020

SÁBADO DE LA OCTAVA DE PASCUA

Hermanos, por sexto día,  nos disponemos a meditar acerca del misterio glorioso de la Resurrección. Con el corazón lleno de gozo por vivir la alegría de Jesús Resucitado, dispongámonos a vivir en este sexto día de la Octava de Pascua como una prolongación del Domingo de Resurrección. Pongamos en manos de Jesús Resucitado, a todos los que trabajan por erradicar esta pandemia. Recemos por la recuperación de los enfermos y pidamos al Señor que se apiade de las almas de los que ha perecido para que lleguen a contemplar la luz de Cristo Resucitado. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo,un padrenuestro por todos los nuevos hermanos que iba a ser recibidos en el día de hoy ante la mirada cargada de mansedumbre del Señor Resucitado.

EJERCICIO DEL VÍA LUCIS PASCUAL (SEXTA ESTACIÓN)



EVANGELIO DE DÍA: 

Lectura del santo evangelio según San Marcos (16, 9-15)

Resucitado al amanecer del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a anunciárselo a sus compañeros, que estaban de duelo y llorando. Ellos, al oírle decir que estaba vivo y que lo había visto, no la creyeron.

Después se apareció en figura de otro a dos de ellos que iban caminando al campo. También ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero no los creyeron.

Por último, se apareció Jesús a los Once, cuando estaban a la mesa, y les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. Y les dijo: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación».

MEDITACIÓN:

Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe. (1 Co, 15,14). Desde la primera generación cristiana la Iglesia se reconoce en esta expresión de San Pablo. El problema que se ha siempre presentado es aquél de cómo interpretar esta verdad central del credo. ¿Quiere decir que ha resucitado verdaderamente, es decir, que vive por siempre en su cuerpo y no solamente como simple manera espiritual?

Es esto lo que afirma la Escritura y la fe de la Iglesia. La resurrección en cuanto tal, es decir, el acto por el cual Dios glorifica a Jesús, es inaccesible y se puede alcanzar sólo por la fe. Por eso es importante que este hecho no huya de la búsqueda histórica. Es inimaginable la primera predicación cristiana, sin la experiencia pascual de los apóstoles que testimonian que Jesús se ha manifestado muchas veces antes de la muerte. Sólo esta verdad da un significado auténtico y trascendental a la propia existencia, la ilumina y la hace vivir con optimismo. La resurrección de Cristo es vida para los difuntos, perdón para los pecadores, gloria para los santos. Todo tiene razón de existir con la resurrección de Cristo y el mismo dolor se transforma.

viernes, 17 de abril de 2020

VIERNES DE LA OCTAVA DE PASCUA

Hermanos, por quinto día,  nos disponemos a meditar acerca del misterio glorioso de la Resurrección. Con el corazón lleno de gozo por vivir la alegría de Jesús Resucitado, dispongámonos a vivir este quinto día de la Octava de Pascua como una prolongación del Domingo de Resurrección. Pongamos en manos de Jesús Resucitado, a todos los que trabajan por erradicar esta pandemia. Recemos por la recuperación de los enfermos y pidamos al Señor que se apiade de las almas de los que ha perecido para que lleguen a contemplar la luz de Cristo Resucitado. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo,un padrenuestro el alma de los difuntos de nuestra comunidad parroquial, en especial por el alma de Doña María Jesús Galván. 

EJERCICIO DEL VÍA LUCIS PASCUAL (QUINTA ESTACIÓN).


EVANGELIO DEL DÍA:

Lectura del santo evangelio según San Juan (21, 1-14)

Después de esto Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, apodado el Mellizo; Natanael, el de Caná de Galilea; los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: «Me voy a pescar». Ellos contestan: «Vamos también nosotros contigo». Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: «Muchachos, ¿tenéis pescado?». Ellos contestaron: «No». Él les dice: «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis». La echaron, y no podían sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo a quien Jesús amaba le dice a Pedro: «Es el Señor». Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos doscientos codos, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: «Traed de los peces que acabáis de coger». Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red.

Jesús les dice: «Vamos, almorzad». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado.

Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos después de resucitar de entre los muertos.

MEDITACIÓN:

La escena para este viernes in albis sucede en Galilea, donde el Señor había dirigido los pasos de sus discípulos para reencontrarse. Pero el reencuentro está envuelto en el misterio. Han regresado a sus ocupaciones de pescadores del lago Tiberiades y pasan una noche entera faenando hasta que al amanecer, descubren una presencia que les dirige la pesca con un tino inexplicable. Entonces, el evangelista que más y mejor escribirá sobre la divinidad de Jesús es el primero en reconocerlo en cuerpo carnal. El Señor se ha transformado. Dice Romano Guardini explicando la misteriosa aparición de Jesús en el mar de Galilea que, “ahora, su vida es distinta de la precedente”. Y que esa existencia misteriosa que deja casi sin habla a los apóstoles es también radicalmente corpórea “y contiene a Jesús entero, su modo de ser, su carácter; más aun, toda la vida que ha vivido, el destino que hubo de asumir, su pasión y su muerte”. Eso es lo que los apóstoles están contemplando en Él. La Resurrección ha inaugurado un nuevo modo de estar ya que no ha modificado el ser: “Nada ha quedado suprimido, nada se ha reducido a una nueva apariencia evanescente. Todo en él es realidad perceptible, aunque transformada”, sostiene Guardini. Todo en Jesús resucitado es nuevo, todo lo puede hacer nuevo. Quedémonos con eso.

jueves, 16 de abril de 2020

JUEVES DE LA OCTAVA DE PASCUA

Hermanos, por cuarto día,  nos disponemos a meditar acerca del misterio glorioso de la Resurrección. Con el corazón lleno de gozo por vivir la alegría de Jesús Resucitado, dispongámonos a vivir este cuarto día de la Octava de Pascua como una prolongación del Domingo de Resurrección. Pongamos en manos de Jesús Resucitado, a todos los que trabajan por erradicar esta pandemia. Recemos por la recuperación de los enfermos y pidamos al Señor que se apiade de las almas de los que ha perecido para que lleguen a contemplar la luz de Cristo Resucitado. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo,un padrenuestro por los todos los profesionales que trabajan y velan por nuestra seguridad y salud, en especial por los que llevan a cabo esta misión en nuestro pueblo.

EJERCICIO DEL VÍA LUCIS PASCUAL (CUARTA ESTACIÓN).


EVANGELIO DEL DÍA: 

Lectura del santo evangelio según San Lucas (24, 35-48)

Y ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dice: «Paz a vosotros». Pero ellos, aterrorizados y llenos de miedo, creían ver un espíritu. Y él les dijo: «¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo». Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Pero como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: «¿Tenéis ahí algo de comer?». Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: «Esto es lo que os dije mientras estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de mí». Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y les dijo: «Así está escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto. Mirad, yo voy a enviar sobre vosotros la promesa de mi Padre; vosotros, por vuestra parte, quedaos en la ciudad hasta que os revistáis de la fuerza que viene de lo alto».

MEDITACIÓN:

La octava de Pascua en la que estamos toda esta semana festejando la alegría de la Resurrección como un ritornello, nos va mostrando las sucesivas apariciones del Resucitado a sus discípulos. Primero a María Magdalena, después a los discípulos de Emaús -del que sólo acertamos a conocer un nombre, el de Cleofás- y hoy al resto de los apóstoles, justo cuando aquellos estaban dando noticias del inesperado encuentro. Cristo glorioso irrumpe en medio de ellos y ese verbo connota la forma que tiene de hacerse presente. No es una visión en el sentido que damos al embeleso de los sentidos ni es un espíritu sin cuerpo, como un alma vagando en pena conforme a la creencia popular de la época. Pero no es esa la forma que tiene el Viviente de presentarse a los suyos: «¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona». Es en persona. Y tiene hambre y le dan de comer un trozo de pescado asado que había sobrado, suponemos. ¿Desde cuándo los espíritus tienen hambre y se sacian con pescado asado? No es un fantasma, no es ningún espectro el que así les habla y les anuncia, entonces sí, una vez glorificado, el cumplimiento de una promesa de Dios a su pueblo: el Espíritu Santo, fuerza de lo alto, que auxilie y reconforte.



miércoles, 15 de abril de 2020

MIÉRCOLES DE LA OCTAVA DE PASCUA

Hermanos, por tercer día,  nos disponemos a meditar acerca del misterio glorioso de la Resurrección. Con el corazón lleno de gozo por vivir la alegría de Jesús Resucitado, dispongámonos a vivir este tercer día de la Octava de Pascua como una prolongación del Domingo de Resurrección. Pongamos en manos de Jesús Resucitado, a todos los que trabajan por erradicar esta pandemia. Recemos por la recuperación de los enfermos y pidamos al Señor que se apiade de las almas de los que ha perecido para que lleguen a contemplar la luz de Cristo Resucitado. En el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo, un padrenuestro por el alma de Don Adolfo Rivero Durán.

EJERCICIO DEL VÍA LUCIS PASCUAL (TERCERA ESTACIÓN).



EVANGELIO DEL DÍA: 


Lectura del santo evangelio según San Lucas (24, 13-35 )

Aquel mismo día, dos de ellos iban caminando a una aldea llamada Emaús, distante de Jerusalén unos sesenta estadios; iban conversando entre ellos de todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo. Él les dijo: «¿Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino?». Ellos se detuvieron con aire entristecido. Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le respondió: «¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no sabes lo que ha pasado allí estos días?». Él les dijo: «¿Qué?». Ellos le contestaron: «Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo; cómo lo entregaron los sumos sacerdotes y nuestros jefes para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que él iba a liberar a Israel, pero, con todo esto, ya estamos en el tercer día desde que esto sucedió.

Es verdad que algunas mujeres de nuestro grupo nos han sobresaltado, pues habiendo ido muy de mañana al sepulcro, y no habiendo encontrado su cuerpo, vinieron diciendo que incluso habían visto una aparición de ángeles, que dicen que está vivo. Algunos de los nuestros fueron también al sepulcro y lo encontraron como habían dicho las mujeres; pero a él no lo vieron». Entonces él les dijo: «¡Qué necios y torpes sois para creer lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías padeciera esto y entrara así en su gloria?». 

Y, comenzando por Moisés y siguiendo por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras. Llegaron cerca de la aldea adonde iban y él simuló que iba a seguir caminando; pero ellos lo apremiaron, diciendo: «Quédate con nosotros, porque atardece y el día va de caída». Y entró para quedarse con ellos. Sentado a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Pero él desapareció de su vista. Y se dijeron el uno al otro: «¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?». Y, levantándose en aquel momento, se volvieron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros, que estaban diciendo: «Era verdad, ha resucitado el Señor y se ha aparecido a Simón». Y ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

MEDITACIÓN:

Si en el Evangelio de ayer, dejábamos a María Magdalena reconociendo al Señor por la Palabra que le dirige al nombrarla, hoy encontramos en el conocido pasaje de los discípulos de Emaús otra forma de reconocer la presencia de Cristo resucitado en nuestra vida: ellos mismos cuentan todo lo que les había pasado con aquella aparición miseriosa y “cómo lo habían reconocido al partir el pan”. En efecto, desde los primeros tiempos de las comunidades primitivas, la fracción del pan es la forma en que los cristianos tenemos de reconocer la presencia -real y verdadera en cuerpo, sangre, alma y divinidad como dice el Catecismo- de Cristo en la eucaristía. 

Desgraciadamente, esa forma de experimentar la cercanía del Viviente está limitada en estos tiempos de pandemia y no es posible participar sacramentalmente nada más que para un reducidísimo porcentaje del pueblo de Dios, singularmente los presbíteros y un minúsculo grupo de ayudantes en cada celebración. Por eso, en tiempos de comunión espiritual como los presentes, resulta más interesante si cabe poner el acento en lo que supuso para los apóstoles la fracción del pan como medio, primero, de reconocer al Mesías y, luego, de hacer memorial de su pasión, muerte y resurrección en el sacrificio incruento del altar. También nosotros hoy, como los discípulos de Emaús, podemos preguntarnos de forma nada retórica: ¿no ardía nuestro corazón mientras nos explicaba las Escrituras los domingos en misa y comíamos del mismo pan que los hermanos? Tal vez la imposibilidad física -queda el recurso virtual de las retransmisiones- de hacerlo  nos haga valorar todavía más el tesoro que tenemos en el sacramento de la Eucaristía.