jueves, 28 de diciembre de 2017

Confirmaciones

El pasado día 22 de diciembre del presente año, miembros de nuestra comunidad parroquial, así como, hermanos/as de la A.Parroquial de la Sagrada Resurrección, tras finalizar con éxito su formación en la catequesis, recibieron de manos del Vicario Episcopal para la Zona Norte, D. Enrique Barrera Delgado, el sacramento de la confirmación.

Nos llena de gozo  que este grupo de cristianos hayan recibido el don del espíritu santo, para así, reafirmarse en la fe en Cristo Resucitado. 

Desde este medio queremos felicitar a todos los confirmados/as de nuestra A. Parroquial en especial a nuestros hermanos:

D. Enrique Llanos Barragán.
D. Luis Soria Rivero.
D. Antonio Manuel Ortega Murillo.
Dª María José Lobo Moreno.

Que el Señor Resucitado os ilumine junto con el Espíritu Santo para dar testimonio del mensaje de Cristo.

lunes, 25 de diciembre de 2017

Solemnidad de la Natividad del Señor

El primer anuncio del Nacimiento de Dios-Hombre fue hecho a los Pastores -a los campesinos de la época- que cuidaban sus rebaños en las cercanías de Belén.  De toda la humanidad, Dios escogió a estos pobres, humildes y sencillos hombres para ser los primeros en llegar a conocerlo.
Un Ángel se les apareció la noche de la Primera Navidad anunciándoles:  “Vengo a comunicarles una buena nueva ... hoy ha nacido el Salvador que es Cristo Señor” (Lc. 2, 11).
Si bien los Pastores sienten “un miedo enorme” cuando “el Ángel del Señor se les apareció y los rodeó de la claridad de la Gloria del Señor” (Lc. 2, 9),  no se sorprendieron ante el anuncio que se les hiciera.
Ellos esperaban al Salvador.  A causa del pecado de nuestros primeros progenitores, la humanidad se encontraba a oscuras, derrotada, pues había perdido el acceso al Cielo.
Los Profetas del Antiguo Testamento, especialmente Isaías (Is. 9, 1-3 y 5-6)  nos hablan de que la humanidad se encontraba perdida y en la oscuridad, subyugada y oprimida, hasta que vino al mundo “un Niño”.  Entonces “el pueblo que caminaba en tinieblas vio una  gran luz ... se rompió el yugo, la barra que oprimía sus espaldas y el cetro de su tirano”.
Isaías profetiza con 700 años de anticipación el nacimiento de un niño que sería“Dios poderoso”, “Príncipe de Paz” , que vendría a establecer un reinado de Paz “para siempre”.
Podemos imaginar, entonces, la alegría que deben haber sentido los Pastores cercanos a la cueva de Belén cuando el Ángel se les aparece en la Noche de Navidad y les dice: “Les traigo una buena noticia, que causará gran alegría a todo el pueblo:  hoy les ha nacido en la ciudad de David, un salvador, que es el Mesías, el Señor” (Lc. 2, 1-14).
Se cumple así la esperanza de redención del género humano; es decir, se nos abren nuevamente las puertas del Cielo.  Ya el destino final de los seres humanos no tiene que ser el Infierno.   Por eso San Pablo nos dice que “la gracia de Dios se ha manifestado para salvar a todos los hombres ... para que vivamos de una manera sobria, justa y fiel a Dios, en espera de la gloriosa venida del gran Dios y Salvador, Cristo Jesús” (Tt. 2, 11-14).
Y sucedió que mientras el Ángel de Señor les hablaba a los pastores, aumentó el resplandor luminoso que los cubría, al aparecer una multitud de otros Ángeles que“alababan a Dios” cantando una suave y gozosa melodía:  “Gloria a Dios en lo más alto del Cielo, y en la tierra, gracia y paz a los hombres” (Lc. 2, 14).
Sabemos que los Pastores creyeron sin dudar lo que se les había anunciado y se dijeron:   “Vamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos dio a conocer” (Lc. 2, 15).
El texto griego dice literalmente:"Veamos esta Palabra que ha ocurrido allí".Sí, ésta es la novedad de esta noche: se puede mirar la Palabra, pues ésta se ha hecho carne. Aquel Dios del que no se debe hacer imagen alguna, porque cualquier imagen sólo conseguiría reducirlo, e incluso falsearlo, este Dios se ha hecho, él mismo, visible en Aquél que es su verdadera imagen, como dice San Pablo (cf. 2 Co 4,4; Col 1,15). (Benedicto XVI-Navidad 2009)
Fueron rápidamente y, tal como les fuera dicho “hallaron a María, a José y al recién nacido acostado en la pesebrera” (Lc. 2, 16).
Si Dios el Señor les manifestó a los pastores su presencia en el mundo a través del anuncio angélico, debe haberles también manifestado su Divinidad a éstos, sus primeros visitantes, pues según dicen algunas traducciones de la Escritura “cuando los pastores lo vieron, comprendieron lo que les había sido dicho sobre este Niño”.
La señal de Dios, la señal que ha dado a los Pastores y a nosotros, no es un milagro clamoroso. La señal de Dios es su humildad. La señal de Dios es que Él se hace pequeño; se convierte en Niño; se deja tocar y pide nuestro amor.  Y así nos invita a ser semejantes a Él en la humildad.  (Benedicto XVI-Navidad 2009)
La gracia de Dios debe haber tocado a estos sencillos hombres muy profundamente, causándoles una fuerte renovación espiritual, por lo cual “después se fueron glorificando y alabando a Dios porque todo lo que habían visto y oído era como se lo habían anunciado” (Lc. 2,20).
Los Pastores son de esos “pobres en el espíritu” que luego Jesús el Salvador menciona en Sus Bienaventuranzas, “que de ellos es el Reino de los Cielos” (Mt. 5,3) ... Y ese Reino también puede ser nuestro, si somos como los Pastores:  sencillos y humildes, creyeron sin cuestionar y sin dudar, dejaron todo para responder al llamado de Dios, y rápidamente lo buscaron ...  y lo encontraron.

domingo, 17 de diciembre de 2017

III DOMINGO DE ADVIENTO. GAUDETE

"En medio de vosotros hay uno que no conocéis"

Jn 1, 6-8. 19-28.


Fotografía: Lidia Cerrillo

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Finalizó la campaña de alimentos

Ayer martes recorrimos las calles de nuestro pueblo con el propósito de recolectar alimentos y productos de primera necesidad que nuestros vecinos han tenido a bien entregarnos. Nuestra A.Parroquial ha participado, un año más junto con el resto de Hermandades.

Desde aquí queremos dar las gracias a todas y cada una de las personas que han contribuido para que esta campaña haya salido hacia delante. Agradecer la generosidad de nuestros vecinos. Recordar que aún pueden hacer entrega de alimentos en Casa Yerga, Tienda de José Abel Valle o en la misma Parroquia.

Paz y Bien. 

lunes, 11 de diciembre de 2017

Bendición de Nuestra Señora del Dulce Nombre (Constantina)

El pasado sábado 9 de diciembre tuvo lugar la bendición de Nuestra Señora del Dulce Nombre titular mariana de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor, Nuestra Señora del Dulce Nombre, San José Obrero, San Juan Evangelista y Santa María Magdalena de Constantina. 

El acto de bendición se llevó a cabo en el transcurso de la Santa Misa celebrada en la Parroquia de Santa María de la Encarnación de Constantina. Fue el párroco de la misma y el Director Espiritual de la Hermandad, D. Juan Ignacio López,  el encargado de bendecir a la dolorosa gubiada por el imaginero José María Leal Bernáldez. Actuaron como madrinas de la Santísima Virgen, la Hermandad Sacramental de Santa María del Robledo Coronada y la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de Constantina. 

Nuestra A. Parroquial fue invitada a la bendición y quiso acompañar a los hermanos de la Hermandad del Cristo del Amor en este día histórico.Miembros de dicha Hermandad, en la actualidad, pertenecen a la cuadrilla de hermanos costaleros del Señor Resucitado. Para la ocasión, nuestra A.Parroquial cedió dos candelabros de paso procesional para que pudieran utilizarlos en el montaje del altar. 

Queremos expresar nuestra más sincera enhorabuena a todos los hermanos/as y del Hermandad. Que Nuestra Señora del Dulce Nombre sea espejo y fuente de devoción para todos aquellos que se acerquen hasta sus plantas. El próximo Viernes Santo la Santísima Virgen acompañará al Crucificado del Amor en la Estación de Penitencia por las calles de Constantina.

Paz y Bien.

Os dejamos con algunas instantáneas del acto:

Momento central de la bendición


Representación de nuestra A.Parroquial junto con la Hermana Mayor y miembros de junta de la Hermandad del Cristo del Amor



Fotografías: Daniela Méndez/ Twitter El Llamador Canal Sur Radio.

domingo, 10 de diciembre de 2017

II DOMINGO DE ADVIENTO

“Allanad los senderos del Señor"

Mc 1,1-8





Fotografía: Alejandro Zújar 

viernes, 8 de diciembre de 2017

Solemnidad de la Inmaculada Concepción



En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.

El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»

Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

Lucas 1, 26-38

jueves, 7 de diciembre de 2017

VII Operación Roscón



Son ya siete años poniendo en marcha la popularmente conocida como la operación roscón, con el firme propósito de recaudar fondos para el sostenimiento de nuestra A.Parroquial.

Durante las próximas semanas pasaremos por los diferentes domicilios de nuestro pueblo para ofrecer el dulce típico de la Epifanía del Señor (REYES).

Si deseas encargar tu roscón de reyes no dudes en ponerte en contacto con los miembros de la junta de gobierno para poder ofrecerte toda la información. 

Seguimos apostando por la calidad del producto y manteniendo los precios de ediciones anteriores: 
11€ el roscón pequeño y 14€ el roscón grande. Podrás elegir el relleno de entre las siguientes variedades: NATA,CREMA PASTELERA, TRUFA, ZIDRA Y CHOCOLATE.

Esperamos su colaboración un año más. Abierto el periodo de encargos. 

¡MUCHAS GRACIAS!

CARTEL: Juan Cantero Gordón

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Campaña de recogida de alimentos (Navidad).


Un año más en las vísperas de la Navidad,  Cáritas Parroquial junto con las Hermandades y A.Parroquiales, organizamos la tradicional CAMPAÑA DE RECOGIDA DE ALIMENTOS. Dicha campaña se divide en dos fases:

En primer lugar, mañana jueves, 7 de diciembre, recorremos las diferentes calles de Guadalcanal repartiendo por cada casa los folletos informativos de la citada campaña.

El martes día 12 de diciembre culminará la campaña con la recogida de alimentos y/o productos de primera necesidad que usted tenga a bien aportar. Los voluntarios/as de las diferentes hdades y miembros de cáritas, de nuevo, acudirán a cada domicilio para recoger los productos para, posteriormente,
depositarlos en las dependencias de Cáritas.

Se necesitan, PREFERENTEMENTE, los siguientes alimentos: LECHE, TOMATE FRITO, CONSERVAS, PRODUCTOS DE HIGIENE, PASTAS, GALLETAS.

Otros puntos de entrega: PARROQUIA-CÁRITAS-CASA YERGA-TIENDA DE JOSÉ ABEL.

Un pequeño gesto puede ayudar a paliar la necesidades básicas de muchas personas. Muchas gracias por su colaboración.

Paz y Bien.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Adviento, tiempo de espera

Este domingo 3 de diciembre comienza el año litúrgico con la llegada del Adviento, un tiempo litúrgico que nos prepara para el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.

A continuación se desarrolla el dignificado de este periodo litúrgico:

La palabra latina "adventus" significa “venida”. En el lenguaje cristiano se refiere a la venida de Jesucristo. La liturgia de la Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del Señor.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa penitencia.

El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

Esta es su triple finalidad:

- Recordar el pasado: Celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Belén. El Señor ya vino y nació en Belén. Esta fue su venida en la carne, lleno de humildad y pobreza. Vino como uno de nosotros, hombre entre los hombres. Esta fue su primera venida.

- Vivir el presente: Se trata de vivir en el presente de nuestra vida diaria la "presencia de Jesucristo" en nosotros y, por nosotros, en el mundo. Vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor, en la justicia y en el amor.

- Preparar el futuro: Se trata de prepararnos para la Parusía o segunda venida de Jesucristo en la "majestad de su gloria". Entonces vendrá como Señor y como Juez de todas las naciones, y premiará con el Cielo a los que han creido en Él; vivido como hijos fieles del Padre y hermanos buenos de los demás. Esperamos su venida gloriosa que nos traerá la salvación y la vida eterna sin sufrimientos.

En el Evangelio, varias veces nos habla Jesucristo de la Parusía y nos dice que nadie sabe el día ni la hora en la que sucederá. Por esta razón, la Iglesia nos invita en el Adviento a prepararnos para este momento a través de la revisión y la proyección:

Aprovechando este tiempo para pensar en qué tan buenos hemos sido hasta ahora y lo que vamos a hacer para ser mejores que antes. Es importante saber hacer un alto en la vida para reflexionar acerca de nuestra vida espiritual y nuestra relación con Dios y con el prójimo. Todos los días podemos y debemos ser mejores.

En Adviento debemos hacer un plan para que no sólo seamos buenos en Adviento sino siempre. Analizar qué es lo que más trabajo nos cuesta y hacer propósitos para evitar caer de nuevo en lo mismo.

El adviento comprende las cuatro semanas antes de la Navidad.
El adviento es tiempo de preparación, esperanza y arrepentimiento de nuestros pecados para la llegada del Señor.
En el adviento nos preparamos para la navidad y la segunda venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el Universo.
Es un tiempo en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra vida espiritual, nuestra vida en relación con Dios y convertirnos de nuevo.
Es un tiempo en el que podemos hacer un plan de vida para mejorar como personas.


Fuente: http://es.catholic.net/op/articulos/18239/el-adviento-preparacin-para-la-navidad.html