viernes, 11 de marzo de 2016

Entrevista al pregonero de la Semana Santa de Guadalcanal.

ENTREVISTA AL PREGONERO DE LA SEMANA SANTA DE GUADALCANAL 2016

Por: Juan Cantero
        José A. Zújar



Antonio José García Sánchez, Antonio "el melli"como lo conocemos por estos lares, nacido en el ocaso de los años ochenta, en concreto un veintiséis de junio de mil novecientos ochenta y nueve. Persona sencilla, hermano de número de esta A. Parroquial desde sus inicios, costalero del Señor Resucitado, músico, licenciando en administración y dirección de empresas, del barrio de Santa Ana ,de Guadalcanal, será quién el próximo Domingo de Pasión, nos exalte, nos cante, en definitiva, nos pregone la Semana Santa según Guadalcanal. Será en la Parroquia de Santa María de la Asunción.

Este pasado jueves hemos estado charlando con él, en una conversación amena, sincera y abierta. Nos ha contado sus impresiones y vivencias entorno a la Semana Santa.

- Cuéntanos Antonio, ¿quién o quienes te inculcan la semana santa cuando eras pequeño?

- En mi casa se ha vivido siempre la Semana Santa, en especial con mis abuelos maternos. Mi abuela de pequeño me apunto a la Hermandad de la Virgen de Guaditoca y poco después a la Hermandad de San Marcos. De chico iba con mis abuelos y hermano en la procesión del Santo cuando salía el Domingo posterior a la romería de abril de Guaditoca. Siempre he sido un seguidor del mundo de la Semana Santa. Me apasiona la música procesional.

- Dinos un recuerdo de tu niñez.

-Recuerdo siempre cuando salía de nazareno en la madrugá. Siempre me ponía la túnica "morá". Mi primer recuerdo que me viene a la memoria es cuando mi madre me despertaba esa noche, después de ver recoger la Hdad de los Verdes. Desayunaba algo, me vestía de nazareno. Para mí era una ilusión muy grande.

- ¿ A qué hermandad perteneces?

-Soy hermano de la A.P de la Resurrección desde su fundación en 2003. Pertenezco a la Hermandad de las Tres Horas, ocupando el cargo de prioste segundo en la junta de gobierno de ésta . En este año me he apuntado a la Hermandad del Costalero. También, como dije antes, desde niño estoy apuntado a la Hermandad de nuestra patrona, la Virgen de Guaditoca.

- ¿Tú primera túnica?

-Pues la de los moraos. En la madrugá siempre salí de nazareno acompañando a Padre Jesús.

-En líneas generales, ¿ puedes darnos tu opinión sobre la Semana Santa actual? ¿Qué se ha perdido y que se ha ganado respecto a tu época de niñez?

-Os diré que echo de menos la participación más entusiasta de la gente en la Semana Santa de nuestro tiempo. De pequeño pienso, que los cofrades participaban más activamente en sus hermandades, en particular,  y en la Semana Santa en general. Había más ilusión que ahora. Hoy por hoy hemos cogido por costumbre marchar, a pasar buena parte de los días, a otras Semanas Santas como es el caso de Sevilla. Las comunicaciones por carretera han mejorado y eso ha permitido una mayor movilidad de nuestros paisanos hacia la capital. Antes eso no pasaba tanto, entre otras cosas porque desplazarse a Sevilla era una especie de odisea. Creo que deberíamos concienciarnos más para cohesionarnos entre las hermandades del pueblo. Hay que intentar ayudar, más si cabe todas y cada unas de nuestras hermandades. Quiero reivindicar una mayor implicación de los hermanos de nuestras hermandades ,por ejemplo, en el tema de acompañar a los titulares en la estación de penitencia. Debemos dar testimonio público de fe. Antes había una mayor participación del hermano nazareno. Ahora cada vez son menos personas la que visten el hábito de nazareno.  Respecto a las juntas de gobierno, creo que falta capital humano, quiero decir, que debemos cuidar esto porque las juntas son un pilar fundamental para la vida de las hermandades. Me preocupa que en las juntas se comprometan fielmente 3 o 4 personas que siempre están ahí. Hay que sumar entre todos. Quizás en el pueblo pequemos de la cultura del yo y a veces obviemos ideas frescas que vengan a impulsar nuestras hermandades. Debemos reflexionar al respecto.
Por último creo que hemos abierto la Semana Santa a otras gentes. Por ejemplo antes eran pocos los costaleros que venían de otras localidades a sacar pasos. Ahora en todas las cuadrillas contamos con gente comprometida que viene desde diferentes puntos para salir de costalero. 
Me impresiona que los paisanos que residen fuera de nuestro pueblo aprecien de forma sobresaliente el patrimonio humano, devocional y artístico de nuestra semana mayor. 

- Antonio eres miembro de la Banda de CCyTT Cristo del Amor ¿por qué?.

-Mirad, desde pequeño me ha gustado la banda de cornetas y tambores del pueblo. Quizás la influencia de las amistades de la infancia determinasen junto con mis gustos musicales a que me apuntará en esta formación musical. Aún así, como bien sabréis Juan y Zújar, colaboro con vuestra banda de guaditoca cuando me lo pide Checho, yo voy encantado de verdad.  Con respecto a que las bandas de nuestro pueblo se vayan fuera de la localidad a tocar lo veo bien. En mi opinión cada junta de gobierno puede estimar lo que crea oportuno a la hora de elegir los acompañamientos musicales para sus Titulares. Respeto el criterio de las juntas. Si hay respeto y conocimiento de causa las cosas nos irán mejor. Además es bueno y enriquecedor que vengan bandas de otros municipios a Guadacanal, porque enriquecen nuestro patrimonio musical. Lo que no veo tan acertado son los criterios económicos que imponen ambas partes. Estamos en el mundo de las hermandades. Siempre hablando desde el respeto. 

-Una marcha de cornetas y tambores.

-La Pasión pero también me gusta Vida Eterna.

-Una marcha de palio.

-Mi Amargura

-Una imagen de nuestras hermandades.

-Para mí hay un sólo Dios. Cada imagen tiene algo que me llena. No me atrevería a quedarme con ninguna en especial. Cada una tiene algo con que quedarse.

-Cuéntanos un momento de cada Hermandad.

-Con la Borriquita me quedo con la salida a la calle ese Domingo de Ramos. Con la del Costalero, el paso de la cofradía por la Residencia. Los verdes hace cinco años que no puedo verlos hacer estación de penitencia. Mi recuerdo más profundo que guardo de esta cofradía es su paso por Santa Ana y los costaleros descasaban a la altura del pilarito del barrio. Con los moraos me quedo con su paso por la Concepción aún en la madrugada. Los negros el transitar de la hermandad por la calle del cebollino. Con los blancos, la calle de los pisos y la petalada a la Virgen de los Dolores. Por último la recogida de la Resurrección es el momento clave.

-Hablemos un poco del pregón. Dinos Antonio, ¿cuando empiezas a escribirlo? y ¿cuáles son las razones? 

- Ya desde la época del bachiller me gustaba escribir. Tenía algunos escritos sueltos sobre pensamientos míos, reflexiones etc. Principalmente escribía sobre la Semana Santa, pensaba en sus imágenes y estas me servían de inspiración. En este último año, ha habido una serie de personas que me han dado el empujón para escribir el pregón. Son gente del pueblo vinculadas al mundo de las letras. Estas circunstancias me han motivado para escribir y posteriormente recitar el texto del pregón. Me ha servido de ayuda asistir a varios actos literarios con estas personas. Esto ha supuesto que tenga confianza en mí y sirva de base para la decisión final. A decir verdad, siempre he pensado en hacer el pregón algún día. A día de hoy pienso que sí no se hubieran dado las circunstancias que os he comentado antes, no lo hubiera hecho nunca. 
Empiezo a escribir el pregón antes de la pasada navidad. Empecé a darle la forma seria cuando D. Genaro aceptó que mi persona diera el pregón y  posteriormente las hermandades del pueblo. Tenía cosas sueltas escritas y poco a poco las iba uniendo para darle un sentido. Mirad, esto fue cuando estábamos a punto de confirmarnos. A partir de ahí desarrollé toda mi idea de pregón.

- ¿Puedes darnos algún adelanto de lo que será el pregón? 

Por un instante Antonio se quedó pensativo...

-Para mí un sólo Dios y una luz, Resurrección. Hasta ahí puedo decir. (Risas)

-¿Qué es para ti ser costalero? 
El pregonero con nuestro Hermano Mayor, del día
de la confirmación de ambos, bajo las plantas
de la Amargura.

-Es una cosa única, indescriptible, suena a tópico pero hay que vivirlo para sentirlo. Digamos que es un compendio de sentimientos, cultura, devoción, promesas... Cuando vas debajo del paso vas meditando. En este sentido apostilla Juan; -el costalero es la figura más anónima e íntima de cualquier cofradía en la calle. Hay que sufrir para sentir que es ser costalero. 
Prosigue Antonio diciendo; - Es fundamental que alguien te guíe en este mundo para que en el futuro seamos verdaderos costaleros y no meros sacapasos. Como dices Juan sino  has sufrido alguna vez debajo del paso no lo sientes. Muchos se van y no vuelven. Vamos a ver, creo que el sufrimiento de hoy será el disfrute del mañana. Sino que os lo pregunten a ustedes. ( nos señala ). Los primeros años del Resucitado fueron muy duros. Desde cero, de la nada, y día a día habéis ido construyendo un legado y un patrimonio inexistente hace catorce años. Es más, pienso que la Semana Santa de Guadalcanal, sin la Resurrección en la calle no se entiende.


-Alguna cosa para finalizar.

-Si, deseo que Guadalcanal viva una gran Semana Santa, que disfrutemos, reflexionemos y que seamos mejores personas para alcanzar un mundo más justo.

-GRACIAS ANTONIO.

-GRACIAS A USTEDES, JUAN, ZÚJAR

Deseamos la mayores de las suertes al pregonero. Que el Señor Resucitado te ilumine en la tarea de pregonar la Semana Santa a todos tus paisanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada