jueves, 29 de diciembre de 2011

Primera entrega de la Memoria: ENERO-ABRIL.

ENERO-ABRIL
Los primeros compases año se dieron tras la barra de la Casa de la Cultura de Guadalcanal, para la ocasión, el edificio había sido objeto de la celebración de la fiesta de fin de año o año nuevo, como se prefiera, a cargo de nuestra Corporación. Tras unos días de intenso trabajo de preparativos la fiesta allí organizada fue todo un éxito.

En los primeros días del mes de Enero se firmó el contrato por el cual la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la localidad de Cazalla de la Sierra, se comprometía a hacer sonar su música tras el paso de la Sagrada Resurrección de la Corporación.

El sábado 29 de enero llegó a Guadalcanal el nuevo paso procesional adquirido a la Hermandad del Resucitado de El Puerto de Santa María. La comitiva salió con la aurora desde la localidad portuense rumbo a Guadalcanal. Restaban un ciento de kilómetros para llegar al destino. Entre la expectación de los presentes, el paso llegó, por fin llegó a sus aposentos a la espera de que 35 almas costaleras le den vida a este altar andante para la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

El sábado 5 de febrero, representantes de la junta encabezados por su Hermano Mayor Juan Cantero Gordón asistieron a la Asamblea de Hermanos Mayores y Juntas de Gobiernos convocada por el Párroco de Guadalcanal y a la sazón presidente de nuestra Asociación, el Rvdo. Dº Juan Carlos De la Rosa Egea Pbro, para entre otros asuntos darnos a conocer quién sería la persona encargada de pregonar la Semana Santa de Guadalcanal del presente año. Tal encomienda recayó en la figura de Dª Clotilde María Sánchez Uceda.

En una reunión mantenida la Junta de Gobierno con los capataces de la Corporación, el día 12 de febrero, se decidió fijar el día de la Igualá de la Cuadrilla de Hermanos Costaleros para el día 27 de febrero del presente año.

El sábado 26 del mencionado mes se llevo a escena la obra ¿De quién es este niño?, por parte del grupo de teatro del Colegio San Francisco Javier de la localidad pacense de Fuente de Cantos. La recaudación obtenida en taquilla se destino íntegramente a las arcas de la Corporación. Al finalizar la obra, la junta de gobierno agasajó a los actores y representantes en una cena para agradecerles su colaboración con nuestra Asociación Parroquial.

En la tarde del 27 de febrero se procedió a realizar la Igualá del Paso de la Sagrada Resurrección. La convocatoria fue todo un éxito, puesto que asistieron un total de 43 hermanos costaleros y aspirantes que finalmente igualaron y pasaron a formar parte de la Cuadrilla del Resucitado. Los capataces junto con José Ángel Martín Chaparro, fueron igualando uno a uno a los hermanos que se presentaron a la Igualá. Finalizado este trámite, la Cuadrilla tomó la primera toma de contacto con las parihuelas del nuevo paso procesional, que durante un rato ensayo por las inmediaciones del polígono industrial.

En la tarde-noche del sábado 12 de marzo se celebró tras la Función Principal de Instituto de la Hdad de la Santa Vera+Cruz, el Vía+ Crucis penitencial de las Hermandades de Guadalcanal.La Resurrección participó leyendo un pasaje de las Estaciones.

Durante la mañana del domingo 13 de marzo se celebro el primer ensayo de la Cuadrilla de Costaleros de la Resurrección y posteriormente disfrutamos de un exquisito arroz preparado por n.h.Dº Juan Llano Díaz.

El sábado 20 de marzo, la Resurrección organizó un concierto de Marchas Procesionales en colaboración con la Banda de Música de Nuestra Señora de Guaditoca de la localidad. En dicho concierto se presentaron a los nuevos músicos que se han incorporado a las filas de la Asociación musical durante los últimos meses.

El sábado 2 de abril se realizo el segundo ensayo de la Cuadrilla de Hermanos Costaleros de la Resurrección.

Durante el primer fin de semana del mes de abril se llevo a cabo las II Jornadas de Capataces y Costaleros de la villa de Guadalcanal. Nuestra Corporación participo en la mesa redonda inagural. Posteriormente el domingo 3 de abril se celebro en el marco de las citadas jornadas un campeonato de fútbol-sala entre las diferentes cuadrillas de hermanos costaleros de las hermandades de la localidad. El equipo compuesto por algunos hermanos costaleros de la Resurrección obtuvo un buen resultado en el campeonato obteniendo un segundo puesto en la clasificación final, y a la postre ser los subcampeones de la competición.

Llegó el día grande para la Corporación, la procesión gloriosa para dar testimonio de fe en la Resurrección de la carne y el triunfo de la vida sobre la muerte. Este año por capricho de la luna de paresceve, el Domingo de Pascua cayó el 24 de abril. Tras una semana aciaga donde varias hermandades de nuestra parroquia no habían podido hacer estación de penitencia, las esperanzas por “salvar” la Semana Santa guadalcanalense había recaído en la Resurrección.

Todo estaba dispuesto, tras un Sábado Santo intenso con el montaje del Paso. Muchos estrenos saltaban a la vista. En primer lugar las andas procesionales que hacían más majestuosa si cabe la escena de Jesús Resucitado en la aparición a Santa María Magdalena. El Señor estrenó por primera vez una túnica cedida para la ocasión por la Hdad de la Santa Vera+Cruz además, la imagen de Santa María Magdalena lució un fajín de hebrea del ajuar de la Virgen de la Cruz, titular mariana de la Corporación del Jueves Santo.

Tras asistir la junta en pleno a la Vigilia Pascual, sólo quedaba esperar unas horas para cumplir con el rito de la Resurrección según Guadalcanal. Pasaban unos minutos sobre la hora del meridiano y unas pequeñas gotas hacían acto de presencia en la plaza de España. El paso ya había encarado la puerta de la Iglesia de Santa María. Desde la misma se podía divisar un reguero de vecinos y foráneos que esperaban la salida. Con un poco de retraso y consultando los partes meteorológicos, la junta de gobierno decidió realizar la procesión gloriosa un año más. Por fin el Señor en la calle y acompañándole una algarabía de chiquillos que empezaba a formar bulla delante del paso procesional. La cantera de los cofrades de Guadalcanal alrededor de Cristo Resucitado. La procesión iba triunfal a su paso por las angostas calles del pueblo. Las nubes tímidamente se teñían de color plomizo. Por ello ante el aumento del riesgo de precipitación la junta decidió acortar el intinerario por la Calle Santiago para salir a la calle Juan Campos. Como anécdota señalar que desde el 2003 la Resurrección no transista por la calle Santiago. Las circunstancias lo quisieron así este año. Ya al final de la calle Don Juan Campos una ligera lluvia caía sobre Guadalcanal. El paso del Señor acelero su marcha y de forma apresurada irrumpió en la plaza. Quiero rescatar las palabras que utilizo n.h. Dº Alfonso Caro para narrar la última parte de la procesión; “ La cosa pinta mal. Ya el párroco comienza a aligerar el paso justo antes de entrar en la plaza. El paso, a golpe de tambor y a una velocidad considerable se dirige hacia la iglesia. Las puertas ya están abiertas, y el paso se aproxima por momentos. La lluvia aprieta y afloja en minutos e intermitentemente. Colocan al señor de frente al pueblo y comienzan las maniobras de entrada mientras no sólo llueve agua sino que pétalos y lirios desde un balcón en frente de la iglesia. Se le quitan las potencias al señor y entre aplausos y el himno nacional se introduce el paso en la iglesia.

Aplausos y más aplausos para una cuadrilla que lo ha hecho fenomenal y que ha sabido actuar en casa situación, más aplausos para una hermandad que poco a poco se supera y se convierte en una de las más queridas del pueblo, por su fuerza de voluntad, que es lo que más se necesita estos días. Un fin agridulce a una semana azotada por las inclemencias del tiempo que ha dejado pocas cofradías procesionar por las calles de nuestros pueblos y ciudades.”

CONTINUARÁ …..

No hay comentarios:

Publicar un comentario