lunes, 31 de enero de 2011

29 de Enero.


Acabamos de dejar una semana en la que hemos vivido nuevas sensaciones y experiencias dentro de la vida de la Sagrada Resurrección. La adquisición de las nuevas andas para Nuestro Señor Jesucristo en el misterio de la Sagrada Resurrección, ha inyectado una dosis de vitalidad a la familia que es la Resurrección de Guadalcanal.


Parece que fue ayer cuando soñábamos despiertos como sería, en este caso particular, el definitivo paso el cuál, se entronizará al Señor Resucitado. Desde que esta nueva etapa arrancó en el 2003, ya se precocinaba en nuestras jóvenes e ilusionantes mentes algunas ideas generales de la fisionomía del citado paso. Partíamos de la base de que, había que proporcionar al rico patrimonio material de nuestra Semana Santa, algo novedoso y al vez que encajará con la idiosincrasia de la Corporación. Muchas opiniones se ponían encima de la mesa y parecíamos coincidir en los rasgos generales de las andas: "un paso tallado en madera de caoba con repliques de orfebrería".


Pasó el tiempo y el Señor nos puso en el camino de su altar andante. Terminada la Semana Santa del pasado año, el proyecto comenzó a fraguarse. Y así llegamos hasta el día 29 de enero donde por fin llegó. En estos meses pasados realizamos las gestiones pertinentes para que nuestros Hermanos, costaleros, y en definitiva todos los apasionados de la Semana Mayor, puedan disfrutar de esté magnifico paso procesional, cargado de historia por los dos "costeros".


Una vez más el esfuerzo mereció la pena.
En la foto: Detalle de los paños frontales del paso del Taller de Vda. de Villareal. (Sevilla)

No hay comentarios:

Publicar un comentario