martes, 3 de marzo de 2009

Cultos para la Hermandad de la “Madrugá”

En la tarde de ayer comenzó el Quinario en honor a Ntro. Padre Jesús Nazareno y a su Santísima Madre la Virgen de la Amargura. Dichos cultos darán fin el sábado a las 19.30 horas con la Función Principal de Instituto (recordamos que al finalizar la Misa se procederá a realizar el Vía Crucis de las Hermandades) y con el Besamanos el domingo.

P1040395

Y llegamos a esa “Madrugá”, con la gente agotada de esa gran recogida del Jueves Santo a la 1:00 de la madrugada, pero ahí esta Él, con su cruz a cuestas, con sus ganas de salir, con sus ganas de llegar al Calvario aún sabiendo la muerte que le espera, con sus ganas de que el pueblo lo vea y amparar a todas las personas y sobre todo con las ganas de que Guadalcanal espera ansiosa, igual que sus costaleros, la llegada de la “Madrugá”. Un día especial o mejor dicho una noche especial, la cual se empapa de un incienso que nos recuerda que a Nuestro Señor le queda poco tiempo, poco tiempo para llegar al lado de su Padre, poco tiempo para saber que nuestra salvación se acerca y poco tiempo para poder llegar a su lugar, donde será crucificado.

Y es que señores, en la “Madrugá” todos nos hacemos fuertes, todos nos unimos a las 5:00 para acompañar hasta el Calvario a nuestro Padre Jesús Nazareno para que con nuestro apoyo le sea más fácil cargar con su cruz, para que le acompañemos hasta el Calvario donde morirá por nosotros, para que no lo abandonemos tras su muerte y mientras muere. Y se contempla de lejos Nuestra Señora de la Amargura a los sones del propio nombre, entre penumbras acompañada de San Juan se dirigen hacia el Calvario; nadie sabe su conversación y pues a quien le importa, lo que verdaderamente importa es que Cristo se dirige con la gran cruz del pueblo hacia su lugar de muerte. Por eso la Amargura llora y la “Madrugá” se hace si puede ser más silenciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario