viernes, 22 de enero de 2016

22 de enero 2003-2016. Resurrección.

Sólo tenía veintidós días de vida aquel año dos mil tres cuando comenzó a fraguarse una nueva época entorno a Cristo Resucitado. Entre los promotores de aquel proyecto, sobrevolaba por sus cabezas un sentimiento de tristeza al ser testigos de como, poco a poco, aquella procesión gloriosa de los años noventa, con la coqueta imagen de Cristo Resucitado, languidecía por cada año que pasaba hasta llegar a un punto donde, en unas pequeñas andas, la Resurrección triunfó sobre la muerte en un paseo del Palacio frío y ausentes de cofrades que pocas horas antes habían vivido con solemnidad y júbilo los días Santos.

Primera cuadrilla. Domingo de Resurrección de 2003

 Algunas jornadas previas a aquel veintidós de enero del dos mil tres, los muchachos llamaron a la puerta de la Parroquia. Querían tener un encuentro con Padre Eduardo (q.e.p.d.). Pudieron lograrlo. Se encontraron con su persona y le expusieron sus ideas. Al principio el párroco fue reacio. Pero todo cambió  ese frío veintidós de enero. Esa jornada fueron a su encuentro. El semblante del cura era diferente. Sí, dijo. El sí del cura y a partir de ahí una contrarreloj para iniciar todos los preparativos de cara a organizar la procesión del Domingo de Resurrección.

Junta de Gobierno. Año 2006

Han transcurrido trece años de aquello, donde nuestro mentor, P. Eduardo, procedió a dar el visto bueno a un proyecto que pretendía y pretende  rendir culto público al Señor Resucitado con un grupo parroquial entorno  a su efigie. Desde entonces muchos acontecimientos han acaecido en el seno de esta joven A.Parroquial que ha crecido en los espiritual, en lo humano y en lo patrimonial y que en un futuro pretende seguir haciéndolo con la ayuda e intercesión de Nuestro Señor Jesucristo.

Cuadrilla hermanos costaleros 2015.

Sirva pues este día para conmemorar y reflexionar sobre el futuro más inmediato de esta A.Parroquial, que sigamos la senda que nos marcaron nuestros predecesores para que, esa llama, en forma de ilusión primitiva, no se apague y seguir dando testimonio de fe entorno a la Resurrección del Señor cada día del año y celebrar, con la solemnidad que requiere la Pascua de Resurrección. 

Que el Señor Resucitado nos colme con su intercesión para seguir perteneciendo a esta comunidad de Cristo.

Paz y Bien. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario