viernes, 11 de diciembre de 2015

A cien días


Ya se atisba en el horizonte más cercano  la celebración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Apenas cien días restan para conmemorar la celebración litúrgica más importante de la cristiandad. En nuestra tierra cobra especial relevancia por la piedad popular que rodea a la celebración haciéndose que se viva con intensidad esos días santos y por supuesto en sus prolegómenos. 

En estos momentos estamos inmersos en un tiempo de preparación para la venida al mundo del Niño Dios para que en semanas venideras este tiempo de esperanza se torne en penitencia con la cuaresma y la celebración del Triduo Pascual culminando con la gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, causa de nuestra fe.

Pidamos al Señor Resucitado su intercesión para vivir con gozo y devoción lo que está por llegar.

Paz y Bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario