miércoles, 22 de enero de 2014

22 de enero, once años después.

22 de enero. Hoy es de esos días que con especial énfasis, echamos la vista atrás para recordar quienes fuimos, quienes somos y que pretendemos ser en el futuro, sin olvidar aquellas semillas que germinaron en raíces y ahora, puede que sea un brote de olivo que nace. 


Cuadrilla del año 2003. Ilusión de costal en un proyecto que está naciendo.
Bajo la tutela del Padre Eduardo Torres Márquez, C.PP.S, comenzamos a caminar, un veintidós de enero de dos mil tres, en la senda de la fe entorno al misterio Glorioso de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Un dogma grabado a fuego en el sentir diario de aquellos jóvenes, hoy no tan jóvenes, que  pretenden seguir manteniendo viva la llama que, un frío día de enero de 2003, se encendió en sus corazones inocentes.

Petalada al Resucitado en el Domingo de Resurrección de 2004.

En este camino que lleva once años en vigor, se han prodigado diferentes momentos, idas y venidas, nuevas aportaciones, colaboraciones de distinto signo, y una amalgama de sentimientos que han venido a regar las raíces actuales para mantener viva  esta nueva época del Grupo de la Resurrección.


Primera salida procesional de Santa María Magdalena. Domingo de Resurrección de 2006.


Que os puedo contar que no sepáis ya. Todos tenemos nuestra historia personal en comunión con la fe en el Señor Resucitado. Esa es la verdadera esencia y razón de ser.  El pasado año para recordar este día simbólico hicimos un recorrido cronológico con las fechas más relevantes de estos últimos diez años en el seno de la Resurrección. En el momento presente se están escribiendo a diario los acontecimientos para poder plasmarlos en futuro cercano.


Caridad y acción social , uno de los pilares fundamentales del Grupo.

Que el Señor de la Resurrección nos proporcione las fuerzas necesarias, la fe y las ganas para no desfallecer en el intento, siguiendo siempre los postulados que nos legaron y los que actualmente poseemos. Así sea.

Paz y Bien a todos los Hermanos de la Resurrección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada