martes, 19 de febrero de 2008

No lloverá

ANTONIO CIMARRO, MAESTRO EN EL ANTIGUO ARTE DE LAS CABAÑUELAS, DA POR SALVADA LA SEMANA SANTA DE 2008

El maestro cabañuelista aventa un manojo de hierba recién arrancada y observa su comportamiento, de lo cual deducirá parte de su pronóstico metereológico, Antonio Cimarro no tiene libro de instrucciones para saber dónde está escrito el futuro. Su intuición y su experiencia lo guían a través de todas las manifestaciones de la naturaleza.

Las cabañuelas es un popular y antiquísimo sistema de adivinación metereológica basado en la observación de todos los aspectos de la naturaleza durante las primeras fechas del mes de agosto: según qué fenómenos se adviertan durante esos días, unos detrás de otros, así será el año siguiente, mes a mes. El autor del pronóstico el pasado mes de agosto fue Antonio Cimarro, que tiene fama de equivocarse poco, gracias a haberse pasado agostos y más agostos depurando su técnica y ejercitando su habilidad.

Lo raro es que los capillitas no estén metidos todos a cabañuelistas, porque tiene que ser apasionante saber que a partir de las 12 del mediodía del pasado 3 de agosto se pudo averiguar qué tiempo haría este Domingo de Ramos; y desde las 12:48, el Lunes Santo; y así cada 48 minutos.

Este agosto, el señor Cimarro no ha visto apenas hormigas, ni otro de los muchos y diversos indicadores de agua segura, además advierte que las temperaturas serán todo lo altas que pueden ser por esas fechas.

En general: tendremos un invierno más frio que lluvioso, en marzo lloverá tanto al principio como al final y abril no será demasiado cálido, en mayo habrá rachas de días bueno y días de lluvia, el verano será caluroso, incluso más que el pasado.

Fuente: MP7 (Correo de Andalucía)

No hay comentarios:

Publicar un comentario